Current Status
Not Enrolled
Precio
Gratis
Get Started

Todas las crisis tienen factores específicos que afectan de una manera muy distinta a hombres y a mujeres, y la de la covid-19 no es una excepción. Por ello, el Instituto de la Mujer y por la Igualdad de Oportunidades, ha hecho público este viernes un informe en el que realiza una radiografía pormenorizada de los factores que inciden en que hombres y mujeres sufran sus consecuencias de forma distinta.

El organismo, dependiente del Ministerio de Igualdad, alerta del fuerte impacto que esta pandemia y las medidas para atajarla están teniendo sobre las mujeres, y advierte de que si no se tienen en cuenta estos factores diferenciales, es decir, si no se da una respuesta con una perspectiva de género, las mujeres serán las que más sufran sus consecuencias. Y esto ocurrirá, advierten en una triple dimensión: social, económica y sanitaria. «Ignorar el impacto de género tendría consecuencias económicas y sociales que agravarían la desigualdad”, explica el documento.

«Aplicar la perspectiva de género como herramienta de análisis permite introducir factores de corrección«, explica a Público la directora del Instituto de la Mujer, Beatriz Gimeno. Por eso ésta «tiene que estar presente en cualquier plan de reconstrucción. Si no la tenemos en cuenta hay un elevado riesgo de que se produzca un retroceso en los derechos adquiridos. En crisis anteriores se ha producido un incremento de las desigualdades y un refuerzo de las discriminaciones. La mayoría de mujeres se encuentran en las posiciones más precarias y vulnerables, en el aspecto laboral y en el social, y si no realizamos políticas que pongan la protección de las personas en el centro, sufrirán peores consecuencias».

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad